Mamá Claudina

12 febrero 2009 at 9:48 am Deja un comentario

No puedo dejar pasar más tiempo sin recomendar una visita y un alojamiento maravillosos en Cuba, ahora que algunos de los que me rodean están pensando en acercarse por allí. 

Se trata de la casa particular de Claudina Álvarez, en Viñales

Para centrarnos, Viñales en un pueblito de la provincia de Pinar del Río que a nosotros nos aportó algunas de las mejores experiencias en la isla. Se trata de un pueblo muy pequeñito, con casitas bajas de colores y todas iguales, rodeado por mogotes, unas formaciones geológicas que vienen a ser montañitas aisladas y romas.

Valle de Viñales

Valle de Viñales

Viñales es pura tranquilidad. Y en casa de Claudina, más. Las charlas con ella y su hija hasta la madrugada fueron de lo mejor del viaje. Su hospitalidad y amabilidad nos dejaron con las ganas de pasar más tiempo allí. ¡Era como mi madre en Cuba! 

La noche que llegamos estábamos los dos malos con la barriga, hasta que nos topamos con la sopa de malanga. ¡Pero qué cosa más rica! Ni que decir tiene que se nos quitaron todos los males y, al día siguiente, no sólo disfrutamos de las sopas de Claudina, sino también de zumos tropicales, pescado, verduras, tortilla… Esas manos en la cocina sólo pueden recordar a las de… ¡mi madre! 

Casa Claudina

Casa Claudina

A todo el que me pregunta siempre le he dicho que en Cuba es mucho mejor alojarse en casas particulares, antes que en hoteles, pues ofrecen un mejor servicio por el mismo dinero (hablando siempre de presupuestos ajustados, no de los que quieren grandes complejos hoteleros de cadenas internacionales) y el contacto directo con la población cubana, tan buscada siempre.  

Por si alguien puede estar interesado, aquí dejo el enlace a una web que hicimos con toda la información de la casa y sus alrededores (está sin terminar, pero puede ser de utilidad). 

Por último, creo que también merece la pena contratar la excursión que ofrece el museo para visitar los mogotes. Jesús, el guía, nos llevó por los alrededores de Viñales dándonos vasta información de la geología, fauna, flora, historia y costumbres de la zona. Y como colofón a la caminata, lo mejor de todo: la visita a la plantación de tabaco de Guillermo, con degustación de moros y cristianos y fumado de puro recién liado incluidos. Una auténtica delicia.

Anuncios

Entry filed under: Alojamientos. Tags: , , , , , .

Por favor, llámame Blanca Un croissant austriaco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Comentarios recientes

Entradas recientes

Posts Más Vistos


A %d blogueros les gusta esto: