Un croissant austriaco

22 febrero 2009 at 4:52 pm 3 comentarios

croissantPues parece que los franceses nos tienen engañados a la mayoría, ya que lo que muchos considerarán uno de los mejores inventos galos no es tal. El croissant, ese bollo que tantos desayunos nos ha alegrado, no es de cuna francesa sino austriaca.

La historia se remonta al siglo XVII, concretamente al año 1683, cuando el imperio otomano, lo que serían los turcos de hoy, intentaban entrar en la ciudad de Viena tras varios años de cerco. Como ninguno de los asaltos anteriores había dado resultado, los musulmanes adoptaron una nueva estrategia y comenzaron a cavar un túnel para pasar bajo las murallas de la ciudad y conseguir así entrar en la ciudad.

Como es lógico pensar, esta obra de ingeniería tenía que ser hecha de noche, para no alertar a los vieneses y poder cogerlos por sorpresa, una vez que hubiesen logrado entrar en la ciudad. Con lo que no contaban los turcos es con que los panaderos, y más si hablamos de Viena, se pasan la noche en vela para poder tener el pan listo bien temprano. Y claro, se dieron cuenta de que algo tramaban al otro la muralla. 

Los pasteleros dieron aviso al emperador y éste, a su vez, al ejército, siendo finamente los otomanos los sorprendidos y vencidos.  El soberano, como no podía ser menos, obsequió al gremio de los panaderos con una serie de privilegios, por su decisiva colaboración a la hora de derrotar al enemigo.  

Y los panaderos, como agradecimiento por los privilegios recibidos (pero qué cumplidos son estos austriacos) elaboraron un nuevo dulce con el que agajasar a su emperador. Encima, como se sentían “chisposos” por la reciente victoria, no se les ocurrió nada mejor que darle forma de media luna al nuevo bollo, a imitación de la bandera turca, y así, aparte de disfrutar del postre, se burlaban un poco de los musulmanes, que tantos malos ratos les habían dado.

Anuncios

Entry filed under: Curiosidades, Gastronomía. Tags: , , , , , , .

Mamá Claudina No kiss

3 comentarios Add your own

  • 1. altisidora  |  24 febrero 2009 en 9:01 pm

    Qué interesante! Otro día puedes contar la historia de la hamburguesa o del agua de colonia… 😉

    Te doy ideas

  • 2. pululante ser  |  24 febrero 2009 en 9:37 pm

    Gracias, guapa. ¡Tomo nota!

  • 3. invitadodeinvierno  |  28 febrero 2009 en 8:10 pm

    Me alegro de no estar entre la mayoría “engañada” por los franceses, porque el origen del croissant ya me lo sabía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Comentarios recientes

Entradas recientes

Posts Más Vistos


A %d blogueros les gusta esto: