Archive for marzo, 2009

El libro de África

libro-africaDe Túnez a Sudáfrica y de Cabo Verde a Isla Mauricio. De Norte a Sur y de Este a Oeste. Los 54 países del continente africano; sus más de 30 millones de kilómetros cuadrados; 1.800 lenguas habladas por 910,8 millones de habitantes. Todo esto y mucho más tiene cabida en las 263 páginas de este libro, El libro de África. Un viaje por todos los países del continente.

Fragmentos de historia y recomendaciones de viajes, junto a fotografías que quitan la respiración y datos económicos y demográficos para entender la realidad del continente, cada hoja que paso se convierte en un nuevo país que entra en mi lista de “pendientes”. 

Aunque aún no he podido dedicarle todo el tiempo que quisiera, cada vez que lo abro inicio un nuevo viaje por África.

Por sus gentes, por su cultura, por sus animales y sus paisajes. Por su música y su pobreza. Y por la esperanza, sus colores y su sonrisa. Por todo ello quiero ir a África y me ha enamorado este libro, que no hace sino despertar el gusanillo de todo el que tenga su corazón abierto a este continente maravilloso.

25 marzo 2009 at 8:58 pm Deja un comentario

¿Qué quieres que te cuente?

Muchas veces me han preguntado, desde que decidí viajar este año a Etiopía, el porqué de ese destino, y mi respuesta no dura nunca menos de un cuarto de hora, porque son tantas y tantas las cosas que me mueven a conocer la antigua Abisinia…

Ayer, en un blog que suelo visitar, encontré un texto de Pepe Rubianes que me ha encantado y que refleja perfectamente los motivos que han hecho que Etiopía me hechice, aún sin conocerla in situ.

Foto: oriol_gascon

Foto: oriol_gascon

“¿Qué quieren que les cuente de un país, que de entrada, tiene 82 lenguas y más de 200 dialectos; de un país que figura entre los más pobres del mundo y, sin embargo, tiene de todo; de un país que, cuando los “avanzados” hombres occidentales éramos poco menos que babuinos comiendo hojas de los árboles, ellos tenían uno de los imperios más longevos de la historia: el imperio de Axum; de un país que se rige por el calendario juliano y las horas van con el sol?

¿Qué quieren que les cuente de un país que nunca ha sido colonizado y sus gentes han mandado siempre en sus destinos para bien y para mal; de un país mayoritariamente cristiano ortodoxo independiente del resto de iglesias coptas; de un país que dice venir del rey Salomón y de la reina de Saba y que esconde en sus entrañas el Arca de la Alianza; de un país que posee una comunidad judía negra y donde cristianos, musulmanes, judíos y animistas conviven en armonía?

¿Qué quieren que les cuente de un país de altísima montaña (Ras Dashen,4.600 m.) y de la depresión más baja de la tierra, el Danakil, a 150m. bajo en nivel del mar; del país de los grandes atletas: Abebe Bekila, Haile Gabreselassie y Kenenitsa Bekele; del país que tiene la más grande cabaña de África, el Nilo Azul y lagos como mares; del país que fue casa del poeta Rimbaud y del explorador Burton?

¿Qué quieren que les cuente de un pueblo amable y hospitalario, inteligente e inocente, generoso y desconfiado donde jamás vas a entender nada por muchas vueltas que le des al coco; de un país que descubrió la planta del café, en la zona de Kaffa, y de ahí viene el nombre de “café”;de un país donde el 50 % de la población es veinteañera; de un país con gran cantidad de occidentales: misioneros, humanistas, gente de bien que se vuelca en ayudar al necesitado y,¡como no!,también encontrarán sinvergüenzas, majaras, iluminados, salvadores y rebotados de la vida que montan su “negocio” a costa del mal ajeno?

¿Que quieres que te cuente de un país donde el años nuevo se celebra el 11 de septiembre y en el 2007 han celebrado se milenio: el 2000; de un país con una historia turbulenta y trágica vertida sobre la espalda de un pueblo sufrido y noble que jamás ha perdido su sonrisa, su maravillosa sonrisa etíope?

¡Vayan y conozcan Etiopía y a la vuelta, me cuentan!

Un abrazo. Pepe Rubianes”

6 marzo 2009 at 12:58 pm 7 comentarios

El gusanillo que sale pronto

Eso fue lo primero que pensé cuando escuche la vida de Manuel Iradier (1854-1911), que el gusanillo viajero, si se tiene dentro, sale en cuanto puede.

Manuel Iradier

Manuel Iradier

En este caso concreto, a los 14 años ya soñaba el vitoriano con realizar una expedición a África y puso manos a la obra para contactar con otras personas con las mismas inquietudes, de donde surgió la sociedad La Exploradora.  En principio, la idea era atravesar el continente de norte a sur, con un recorrido de casi 13.000 kilómetros aunque, tras escuchar al célebre viajero Sir Henry Morton Stanley, decidió centrar su aventura en el Golfo de Guinea

Así lo hizo y en 1874 partió, junto a su mujer y su cuñada, hacia el oeste africano, desde donde emprendió la marcha hacia el interior, explorando de modo sistemático las islas del Golfo de Guinea y de Cabo San Juan, a través de los ríos Ayé, Muni, Utongo y Bañe.

En el transcurso de este viaje nació su hija Isabel, que murió pocos meses después, algo que Iradier nunca pudo superar y le hizo regresar a España.  

Poco después inició un segundo viaje de exploración, a finales de 1877, y en él Iradier obtuvo vocabularios y gramáticas de las lenguas de las tribus que visitó, numerosas anotaciones astronómicas, etnográficas, climatológicas y comerciales y mapas de las zonas visitadas que fueron publicados por la Sociedad de Africanistas y Colonistas de Madrid.

Esta sociedad reunió fondos para financiar una tercera expedición que dio comienzo en julio de 1884. Esta vez el viajero vitoriano iba acompañado por el doctor Amado Eugenio Osorio y Zabala, con quien volvió a recorrer los territorios ya explorados en la primera expedición y algún otro. Emprendieron el viaje de regreso a España el 28 de noviembre de 1884, debido a que Manuel Iradier, aquejado de fiebres, no podía continuar.

De vuelta a España, su inquietud le llevó a inventar varios artilugios, entre los que se encuentran un contador de agua, un fototaquímetro y una tipográfica que acortaba las labores de la imprenta.

Tras escribir varios libros relatando sus experiencias y recibir diversos homenajes, Iradier murió en el pueblo segoviano de Valsaín, donde trabajaba en una empresa maderera.  

3 marzo 2009 at 3:25 pm 2 comentarios


Comentarios recientes

Entradas recientes

Posts Más Vistos