La decepción mursi

6 agosto 2009 at 10:27 pm 8 comentarios

Mujer y niño mursi

Ya hace un mes desde que volvimos de Etiopía y aún no me he decidido a contar nada. Así que empezaré, por ejemplo, por los mursi, conocidos sobre todo por sus mujeres, ornamentadas con enormes platos de barro en los labios y orejas.

Lástima que eso fue casi lo único que conseguimos saber de este pueblo.

Después de muchas, muchas horas en coche por caminos de tierra la mayoría del tiempo, llegamos a la ciudad de Jinka, junto al parque nacional de Omo. El viaje no es cómodo, pero merece la pena ir al sur del país para conocer las tribus que lo habitan, aún con costumbres y tradiciones muy parecidas a la imagen que tenemos en mente del África tradicional. Son muchas las tribus que se pueden encontrar allí: los banna, los arbore, los dorze, los hamer, los karo… pero los mursi se saben únicos y tratan de explotarlo.

El problema está en que han encontrado en su exotismo un filón pero no saben muy bien cómo hacer uso de él. Te hacen pagar absolutamente por todo para después no ofrecerte nada a cambio. Tuvimos que pagar la entrada al parque, el impuesto del coche, la entrada al poblado mursi, contratar obligatoriamente a un guía (que no nos explicó nada que no viniese en nuestra guía de viaje) y a un scout (que, al ser también mursi, cuando tuvimos problemas con el jefe de la tribu se puso de parte de ellos en vez de nuestro lado). Seguro que se me olvida algún pago más, pero en total nos salió todo por unos 60 euros, lo que me parece excesivo incluso para un bolsillo europeo. Y más teniendo en cuenta que no nos dejaron permanecer en el poblado más de 20 minutos.

Íbamos con la intención de ver más allá del mero exotismo que gusta fotografiar, pero ellos no nos dejaron. No quieren ser más que objetos a los que merece la pena retratar por su rareza. Quieren los cinco birr que te cobran por cada vez que pulsas el disparador de tu cámara. Quieren venderte a toda costa el plato que llevan en la boca. Y después, quieren que pagues al jefe de la tribu por la visita y que te marches por donde has venido lo antes posible.

Durante el poco tiempo que estuvimos en el poblado intentamos saber más cosas sobre sus costumbres, su forma de vida, cómo construyen sus viviendas o qué comen habitualmente, pero lo que te explican los guías oficiales es bastante poco (aunque tú preguntes) y lo que los mursi te dejan conocer, es aún menos. Esos 20 minutos se convierten en una maratón a base de empujones y agarrones para ver quién consigue atraer tu atención para que le hagas una foto.

Para colmo, cuando fuimos a pagar religiosamente por nuestra visita el precio acordado, el jefe de la tribu decidió que habíamos incordiado demasiado tiempo y ya no era suficiente con los 200 birr pactados. Ahora quería 250. Como ya digo, el scout se puso de parte de ellos y fueron el guía y el conductor los que nos sacaron del apuro a grito limpio y casi a golpes.

Quizás vea esto desde una perspectiva demasiado occidental, y no puedo esperar que gente a la que vamos a ver como si fuesen una atracción de feria (aunque lo que queríamos evitar era precisamente esto) nos abran las puerta de su vida en sólo unos minutos, pero entonces tampoco deberían cobrarte como si fuesen a hacerlo.

En mi opinión, la gente puede cansarse, si le siguen cobrando precios totalmente desorbitados por un cuarto de hora de acoso y derribo para que siga soltando euros y sin recibir nada a cambio (me conformo con conocimientos de su forma de vida).

De haber sabido de antemano cómo iba a ser la experiencia, sin duda habría optado por esperar a que fuese el día de mercado en alguna de las ciudades cercanas a los poblados, donde acuden los mursi para comprar y vender. El contacto con ellos sería exactamente el mismo pero, seguramente, de una forma mucho más cómoda y relajada.

mursi02

Anuncios

Entry filed under: El Mundo. Tags: , , , , , , .

El libro de África

8 comentarios Add your own

  • 1. dany  |  7 agosto 2009 en 10:12 am

    Cuenta más….

  • 2. Patri  |  13 agosto 2009 en 10:58 am

    Ay omá! qué niño más guapo el de tu video! Seru, no? ooooohhhhh!!! Yo tb quiero uno! así q cuando vayas por el tuyo, t acompaño y me traigo otro, vale? 😉

  • 3. dany  |  21 agosto 2009 en 10:23 am

    Nos pones la miel en los labios hablando sobre África… Y cuando llegas del viaje, nos quedas sin contar nada!!!! Tan mala experiencia ha sido?? No seas egoísta y cuenta hija!!!!!

  • 4. Marisa  |  22 agosto 2009 en 6:37 pm

    Vaya… Bueno, de la experiencia se aprende. Al menos puedes decir que has vivido una aventura en toda regla… Un abrazo! Estaré pendiente para las próximas entregas

  • 5. pululante ser  |  26 agosto 2009 en 2:19 pm

    Pues la verdad es que la experiencia no fue tan mala y lo mejor es que con el tiempo te vas quedando sobre todo con los buenos recuerdos y olvidando los peores. Cuando tenga un ratito contaré también cosas buenas, ome…

  • 6. Marisa  |  10 septiembre 2009 en 5:00 pm

    Niña, te dejo la dirección de un blog que sigo:

    http://danivillanueva.wordpress.com/

    No conozco a este hombre, pero lo encontré de casualidad en internet al buscar algo sobre África y me gustó… Aunque todavía no he visitado el África profunda, me hago un poco la idea de qué es vivir allí… Además el trabajo que este hombre hace es algo

  • 7. Marisa  |  10 septiembre 2009 en 5:02 pm

    El trabajo que este hombre hace es algo que yo siempre he querido hacer ¡sentí que me había robado la idea!
    Trabaja codo con codo con una ong y hace reportajes sobre la gente de allí. Ya sabemos que cq es periodista! jajajaja
    Se me olvidó comentártelo antes…

  • 8. TRANCOS  |  10 mayo 2010 en 5:10 pm

    Creo que tu misma te das la respuesta, pensar en que vas a llegar a un poblado Mursi y te van a ver de otra manera que un saco de dinero con piernas es algo iluso, estamos en AFRICA, lo pongo con mayusculas a propósito. Pensar que vas a porfundizar en sus costumbres y formas de vida cuando llegas con un 4×4 te bajas con camaras y la mayor parte de las veces se les frie a fotos….sin decir ni hola….Esta es la realidad, son gente que sobreviven y su capacidad de hacer futuro es ninguna, se aferran a lo inmediato y eso es intentar conseguir dinero lo mas rapido posible. Salvando la enorme distancia que hay con nuestro país piensa que aquí aún quedan sitios donde se ve al turista de la misma manera y te sacan el dinero sin darte nada a cambio, debemos pedirle a los africanos lo que tenemos en casa…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Comentarios recientes

Entradas recientes

Posts Más Vistos


A %d blogueros les gusta esto: